Esta nueva sección de nuestra web nace como un espacio abierto para que los asociados de la APDV, periodistas y fotógrafos, puedan dar su visión de la actualidad deportiva en Valladolid en formato opinión o artículo. Un espacio de encuentro, de análisis, de crítica constructiva y de visión de nuestro deporte. Con la intención de dar dinamismo e interacción a esta nueva pestaña de la web y que tendrá continuidad en las redes sociales, con regularidad aparecerá un nuevo trabajo publicado de nuestros asociados y de forma rotatoria.
El guante está lanzado.
Espacio patrocinado por:
Foto oficial de Iberians

EUROPA A BABOR

Dom, 24/10/2021 - 01:11
Victor Borda
Victor Borda

 

El rugby de Castilla y León quiere crecer. Está claro que para ello no hay mejor manera de hacerlo que participar en una competición continental. Rugby Europe, la federación que rige los destinos del oval en el Viejo Continente, lanzó la idea de una competición para los países con un rugby emergente. A este carro se ha subido Castilla y León Iberians, una franquicia compuesta por los tres equipos de la comunidad autónoma de Castilla y León. VRAC Quesos Entrepinares, SilverStorm El Salvador y Recoletas-Universidad de Burgos unieron fuerzas y concurrieron con un proyecto sólido. También Ordizia presentó su candidatura. Pero el exigente ‘casting’ realizado por Rugby Europe dio el beneplácito al proyecto castellano y leonés. La aventura europea comenzaba.

El potencial del oval de la región es innegable. Esta franquicia, que funciona de manera autónoma a los tres clubes que la integran, representa el 25% de la División de Honor española. La forman el vigente campeón de liga, uno de los clubes más laureados de la historia del rugby nacional y el vigente subcampeón de la Copa del Rey. Mucho poderío concentrado en Iberians.

Pero nadie dijo que esto iba a ser fácil. La logística de juntar para entrenar a jugadores que viven en dos ciudades alejadas 130 kilómetros no resulta fácil. Está claro que al equipo le falta cohesión, algo que ha quedado demostrado en las dos derrotas ante Lusitanos, equipo portugués, bien arropado por su federación nacional, al que precisamente cohesión le sobra. Esas dos derrotas suponen decir adiós a la primera plaza del grupo y obliga a ganar los cuatro partidos que restan de esta primera fase, donde los hombres de Miguelón deben medirse a Brussels Devils y Delta, las franquicias belga y neerlandesa respectivamente. El objetivo es alcanzar las semifinales, una meta fijada al inicio de la competición.

No se puede negar que participar en estos compromisos de índole internacional es una especie de máster para las jugadores, sobre todo los más jóvenes y sin experiencia con el XV del León. Hablamos de que la Super Cup es un proyecto a varios años y en el que resulta clave crecer y progresar, siempre sobre una base sólida.

Pero como todo en la vida también hay aspectos negativos. El primero, la nula o escasa, va en función de quien hable, ayuda que presta la Federación Española de Rugby. Mientras hay federaciones que dan su rotundo apoyo a las franquicias de sus país, en España esto brilla por su ausencia. Inadmisible. Por eso, los tres clubes tienen que ir de quijotes, una condición más habitual de que lo debiera en el deporte español.

La otra pega es la carga de partidos para jugadores que van a tener que simultanear Iberians con la liga en División de Honor y en muchos casos con la selección española. El calendario este año va a estar cargadito y eso seguro que pasará factura en forma de lesiones y estados de forma.

Lo que no se puede negar es que la aventura europea de Castilla y León Iberians es un paso adelante del rugby regional. Ahora viene partido en Bruselas, plaza que debe suponer el despegue del equipo castellano y leonés en esta Super Cup. Europa se ve a babor de una nave que navega con la intención de dar un empujón al oval de la comunidad autónoma y también al español. 

Compartir
C / Barbecho 23 (Local)
47014 Valladolid
- Horario de la Asociación -
Lun a Vie, de 10:00h a 14:00h.