Esta nueva sección de nuestra web nace como un espacio abierto para que los asociados de la APDV, periodistas y fotógrafos, puedan dar su visión de la actualidad deportiva en Valladolid en formato opinión o artículo. Un espacio de encuentro, de análisis, de crítica constructiva y de visión de nuestro deporte. Con la intención de dar dinamismo e interacción a esta nueva pestaña de la web y que tendrá continuidad en las redes sociales, con regularidad aparecerá un nuevo trabajo publicado de nuestros asociados y de forma rotatoria.
El guante está lanzado.
Espacio patrocinado por:
Empezo la temporada en Valladolid y la terminará en Valencia

LOS TIEMPOS CAMBIAN, PARA MAL

Vie, 03/09/2021 - 12:31
Manuel Cengteno
Manuel Centeno

Qué tiempos aquellos en los que los diarios deportivos publicaban sus guías con las plantillas de todos los equipos cerradas, antes del inicio de la competición, tiempos en los que los niños podían comenzar ilusionados su colección de cromos, buscando completar primero a los jugadores de su equipo. Todo eso, ahora, es imposible.

El desarrollo del mercado de fichajes veraniego, en fútbol, es una cuestión que debe abordarse desde los organismos competentes de manera urgente, y no precisamente por esa visión romántica antes descrita. A mi entender perjudica a la mayoría de los equipos y, en mayor medida, a los menos dotados económicamente hablando aunque por lo visto en las últimas horas de agosto, los grandes clubes de España ya no lo son tanto en el contexto europeo.

El caso es que, si los directores deportivos tiemblan, los entrenadores aguardan al borde del histerismo la llegada de las doce la noche y los jugadores tienen la maleta a medio hacer ¿a quién beneficia esta situación? Desde luego a los aficionados no, es más, casi hasta podríamos llegar a considerar que las actuales campañas de abonados son un auténtico fraude, por no hablar de la venta de camisetas. Porque claro, usted se abona a su club por amor, por fidelidad y por apoyar un proyecto concreto pero, de repente, 20 días después de recibir el carné en su domicilio, la plantilla sufre cambios importantes y le invade el enfado primero, y después, esa sensación de haberse quedado huérfano.

Imagínense a los socios del FC Barcelona, por ejemplo, que corrieron a abonarse pensando que su dinero serviría para retener a Messi o en menor medida a Griezmann. Dígame usted, abonado al Real Valladolid, ¿qué va a hacer ahora con su flamante nueva camiseta, que le costó 80 euros, y en la que estampó el nombre de Marcos André? ¿alguien le va a devolver el dinero o se la van a cambiar por otra? Y ojo, que los clubes son igualmente víctimas de este sinsentido porque esta especie de tetris, esta partida de dominó que les obliga a mantener fichas en reserva por si alguien se lleva una de las titulares, suele dejar muchos damnificados; especialmente perjudicados resultan aquellos jugadores que se quedan en el paro, “agente libre” y que ve cómo baja su cotización de forma repentina, poniendo incluso en riesgo su carrera.

Los clubes se quejan, los jugadores se quejan, los aficionados se quejan, ¿quién y para quién dirige el fútbol?

Compartir
C / Barbecho 23 (Local)
47014 Valladolid
- Horario de la Asociación -
Lun a Vie, de 10:00h a 14:00h.